Para tener la mejor experiencia web, use IE11+, Chrome, Firefox o Safari.

¿Qué es IGA (gobernanza y administración de la Identidades)?

La gobernanza y administración de la identidades (IGA) permite a los administradores de seguridad administrar de manera eficiente las identidades de los usuarios y el acceso en toda la empresa. Mejora su visibilidad de las identidades y los privilegios de acceso y les ayuda a implementar los controles necesarios para evitar el acceso inapropiado o riesgoso.

IGA combina la administración de identidades y la gobernanza de identidades La gobernanza de identidades se trata de visibilidad, segregación de funciones, gestión de roles, atestación, análisis e informes, mientras que la administración de identidades está relacionada con la administración de cuentas, la administración de credenciales, el aprovisionamiento de usuarios y dispositivos y la gestión de derechos.

La necesidad de IGA

En entornos empresariales, el aumento de la digitalización significa más dispositivos, usuarios y datos en entornos locales y multinube/remotos. En ecosistemas de TI tan complejos, es difícil administrar de manera efectiva las identidades y el acceso de los usuarios. Pero si a los usuarios se les da acceso excesivo o innecesario a sistemas, aplicaciones o datos, aumentan los riesgos de seguridad y la organización se vuelve vulnerable a ciberataques y filtraciones de datos.

Con las soluciones de IGA, el personal de seguridad puede rastrear y controlar el acceso de los usuarios a los sistemas locales y basados en la nube. Pueden garantizar que los usuarios correctos tengan el acceso correcto a los sistemas correctos, y detectar y prevenir el acceso inapropiado. Al implementar los controles correctos con IGA, las empresas pueden minimizar el riesgo y mantener el cumplimiento normativo.

Características de las soluciones de IGA

Las soluciones de IGA permiten a las empresas optimizar de forma precisa y eficiente la gestión del ciclo de vida de la identidad del usuario. Los administradores de seguridad pueden automatizar el proceso de aprovisionamiento y desaprovisionamiento del acceso de los usuarios a lo largo de su ciclo de vida de acceso. Para permitir esta automatización, las soluciones IGA funcionan con procesos de gestión de accesos e identidades (IAM). IGA también trabaja con IAM para ayudar a los administradores a gestionar permisos y mantener el cumplimiento con informes precisos.

Los sistemas de IGA generalmente incluyen estos elementos para la administración de identidades (IA):

Conectores de integraciones

Los conectores permiten que las herramientas de IGA se integren con directorios y otros sistemas empresariales que contienen información sobre los usuarios, las aplicaciones y los sistemas a los que tienen acceso y su autorización dentro de esos sistemas. Estos conectores leen estos datos para comprender quién tiene acceso a qué y para escribir datos para crear nuevos usuarios y otorgarles acceso.

Flujos de trabajo de gestión de solicitudes de acceso automatizados

Los flujos de trabajo automatizados facilitan que los usuarios soliciten acceso a los sistemas que necesitan para hacer su trabajo. Además, los administradores pueden incorporar y retirar usuarios fácilmente, determinar qué roles requieren qué nivel de acceso a aplicaciones y sistemas y aprobar el acceso de los usuarios.

Aprovisionamiento

IGA agiliza el proceso de aprovisionamiento y desaprovisionamiento automático de permisos de acceso a nivel de usuario y aplicación, tanto para recursos locales como basados en la nube.

Gestión de derechos

Los administradores de seguridad pueden especificar y verificar qué pueden hacer los usuarios en diversas aplicaciones y sistemas. Por ejemplo, algunos usuarios pueden agregar o editar datos, mientras que otros solo pueden ver datos. Algunos también pueden tener permisos para eliminar datos.

Qué es IGA: administración de identidades

Los sistemas de IGA generalmente incluyen estos elementos para la gobernanza de identidades (IA):

Segregación de funciones (SoD)

Para evitar errores y prevenir fraudes, los equipos de seguridad pueden crear reglas que eviten que se otorguen conjuntos riesgosos de derechos de acceso o transacciones a una sola persona. Por ejemplo, los controles SoD evitarían que un usuario pueda ver una cuenta bancaria corporativa y transferir fondos a cuentas externas, ya sea por descuido o con fines maliciosos. Los controles de SoD deben implementarse dentro de una aplicación determinada, así como en múltiples sistemas y aplicaciones.

Revisión de accesos

Las soluciones de IGA agilizan el proceso para revisar y verificar el acceso de los usuarios para varias aplicaciones y recursos. También simplifican la revocación de accesos (por ejemplo, cuando un usuario deja la organización).

Gestión de accesos basada en roles

Con el control de accesos basado en roles (RBAC), el acceso de los usuarios se determina de acuerdo con su rol, por lo que solo pueden acceder a la información necesaria para realizar sus tareas laborales. Al evitar el acceso innecesario, especialmente a datos confidenciales, RBAC aumenta la seguridad de la empresa y previene las infracciones.

Análisis y generación de informes

Estas soluciones de IGA brindan visibilidad a las actividades de los usuarios y permiten al personal de seguridad identificar problemas o riesgos de seguridad y generar alarmas en situaciones de alto riesgo. También pueden sugerir mejoras de seguridad, iniciar procesos de remediación, abordar violaciones de políticas y generar informes de cumplimiento.

Administración de la gobernanza

Los beneficios de IGA

Administración simplificada del ciclo de vida de las identidades de los usuarios

A medida que cambian las asociaciones de usuarios dentro de la organización (por ejemplo, porque se transfieren a un departamento diferente o dejan la organización), los requisitos de acceso también cambian. IGA facilita la gestión de estos cambios, desde el aprovisionamiento hasta el desaprovisionamiento. IGA también ayuda a mantener el control sobre los usuarios, dispositivos, redes y otros recursos de TI a través de la gestión de contraseñas, la gestión de permisos y la gestión de solicitudes de acceso.

Seguimiento de solicitudes de acceso peligrosas

Un sistema de IGA proporciona una ubicación de aprobación centralizada, lo que facilita a los usuarios solicitar las aprobaciones de acceso que necesitan para cumplir con sus responsabilidades. La centralización también permite a los administradores administrar permisos, rastrear y detectar actividades sospechosas y evitar que los posibles actores amenazantes accedan a los sistemas o datos de la empresa.

Generación de informes para mejorar la seguridad y el cumplimiento

Los informes y análisis detallados ayudan a los administradores de TI a comprender lo que sucede en el entorno empresarial y a encontrar rápidamente cualquier problema o riesgo. Luego pueden solucionar problemas para proteger los recursos críticos para el negocio. La centralización de datos también permite a los administradores auditar los informes de acceso para cumplir con los requisitos de cumplimiento.

El acceso flexible mejora la productividad de los usuarios

Con soluciones robustas de IGA, las organizaciones pueden permitir y controlar de manera segura el acceso remoto para mantener la continuidad del negocio y al mismo tiempo prevenir las infracciones. Esta flexibilidad permite a los empleados trabajar desde cualquier lugar y, por lo tanto, mejorar su productividad y rendimiento.

Respalda la escalabilidad empresarial

Las soluciones de IGA admiten políticas centralizadas y flujos de trabajo automatizados que ayudan a reducir los costos operativos, aseguran que los empleados puedan acceder a los recursos que necesitan, reducen el riesgo y mejoran el cumplimiento. Todos estos beneficios permiten a la organización escalar orgánicamente, lo que no sería posible con procesos manuales o visibilidad limitada de usuarios, identidades y sistemas.

¿Por qué es importante el cumplimiento normativo?

Las regulaciones están destinadas a proteger a los usuarios o los datos y aumentar la confianza entre diversas entidades. Por ejemplo, GDPR se creó para proteger los datos personales y la Ley de Portabilidad y Responsabilidad de la Información de Salud (HIPAA) se creó para salvaguardar la información de atención médica de los usuarios. Requiere que las organizaciones de atención médica implementen medidas de seguridad adecuadas para garantizar la seguridad y privacidad de los datos de los pacientes.

De manera similar, la Ley Sarbanes-Oxley (SOX) impuso mandatos para mejorar el mantenimiento de registros financieros y las auditorías en las empresas que cotizan en bolsa. El objetivo es reforzar la confianza en la información financiera de las empresas y prevenir el fraude. Otra regulación, el Estándar de Seguridad de Datos de la Industria de Tarjetas de Pago (PCI DSS) especifica los requisitos en torno a la gestión, las políticas y los procedimientos de seguridad para proteger los datos de las tarjetas de crédito de los clientes.

Es importante que las organizaciones cumplan con todas las regulaciones que se les aplican para evitar sanciones legales o financieras por incumplimiento. El cumplimiento también les permite ganarse la confianza de los clientes y hacer crecer su negocio. El cumplimiento normativo también significa que tienen los controles establecidos para salvaguardar sus sistemas y datos, lo que las protege de ataques cibernéticos y violaciones de datos.

¿En qué se diferencia IGA de IAM?

IGA es una subcategoría de la administración de identidades y accesos (IAM). Sin embargo, los sistemas IGA brindan una funcionalidad adicional más allá de los sistemas IAM estándar y ayudan a abordar los desafíos comunes de IAM.

Por ejemplo, el acceso inapropiado u obsoleto a los recursos de la empresa es un problema común en IAM. Una fuerza de trabajo remota, procesos de aprovisionamiento que consumen mucho tiempo, políticas débiles de "Traiga su propio dispositivo" (BYOD) y estrictos requisitos de cumplimiento son algunos otros desafíos de IAM. Estos problemas aumentan el riesgo de seguridad y debilitan la postura de cumplimiento de las organizaciones. Sin embargo, las organizaciones pueden abordar estos desafíos fortaleciendo sus sistemas IAM con IGA.

Con IGA, las organizaciones pueden automatizar los flujos de trabajo para las aprobaciones de acceso y reducir el riesgo. También pueden definir y aplicar políticas de IAM y auditar procesos de acceso de usuarios para informes de cumplimiento. Es por eso que muchas organizaciones usan IGA para cumplir con los requisitos de cumplimiento establecidos en GDPR, HIPAA, SOX y PCI DSS.

Conclusión

Todas las organizaciones pueden beneficiarse de las soluciones de IGA. IGA mejora la visibilidad de lo que los usuarios pueden y no pueden acceder, lo que ayuda a los administradores de TI a optimizar la gestión de identidades y el control de accesos, mitigar el riesgo de manera eficiente y proteger los sistemas y datos críticos para el negocio. IGA también ayuda a mejorar y mantener el cumplimiento. En el complejo panorama actual de ciberseguridad y TI, las herramientas de IGA permiten a las organizaciones protegerse, mejorar la resiliencia y lograr un crecimiento escalable.